sábado, 29 de junio de 2013

Capítulo 13.




Sus ojos verdes hicieron que tuviera un escalofrío. Mi mente recordó el momento en el que había estado con Jaime y la frase que usó Adrián poco después. Pero no culpes a Jaime, él no tiene nada que ver.
Me había pasado toda la semana prácticamente huyendo cada vez que le veía, pero ahora sabía que fue inútil. Mis sospechas se confirmaron. Se trataba de Isaac.
Quería salir corriendo de allí pero estaba paralizada. Apenas podía respirar. Isaac se encargó de romper el silencio.
-¡Hola, preciosa! Ya estaba pensando que no vendrías –saludó sonriendo irónicamente.
-¿Cómo sabías que…? –empecé a preguntar, aunque me paré en seco cuando me vi sorprendida por su abrazo.
Isaac olía de maravilla, aunque me era imposible identificar a qué. No era a ningún tipo de perfume, eso estaba claro. Al igual que Adrián, parecía tener un olor propio que resultaba cautivador. A pesar de eso, quería que me soltara, y de inmediato. Pero no lo hizo. Me apretó aún más hacia él, haciéndome daño. Me agarraba de una forma demasiado parecida a la de la playa, cosa que me aterraba.
Justo cuando iba a gritar exigiéndole que me soltara, lo hizo y me revolvió el pelo sin mucha delicadeza. Me lo arreglé como pude y le miré con cara de pocos amigos. Mis ojos se habían acostumbrado a la mala iluminación del local, y pude ver la expresión divertida de Isaac. Se lo estaba pasando en grande, eso seguro.
Como si adivinara mis pensamientos, Isaac volvió a sonreír.
-Sentémonos, ¿te parece?
Asentí con la cabeza y nos sentamos cada uno en un asiento de piel. El camarero no se acercó a preguntarnos nada cosa que me extrañó y me alivió a la vez.
Isaac se echó hacia atrás el flequillo, que le había crecido un poco desde la última vez que nos vimos.
-Bueno, preciosa, ¿qué es de tu vida?
-Deberías saberlo –contesté de forma cortante-. Mi vida ha sido un caos total desde que apareciste.
-Vamos, no exageres –dijo con tranquilidad-. Sabes que conmigo tu vida es mucho más entretenida.
-Ya, seguro –no me molesté en poner los ojos en blanco-. ¿Y qué es de tu vida? Llevo varios días sin saber nada de ti.
Intenté sonar convincente, pensando que sería mejor si me daba respuestas sin saber mis verdaderas intenciones. No me fiaba de él.
-Con que me echabas de menos, ¿eh? –soltó una risotada- Vaya, preciosa, no sabía que me apreciaras tanto.
Quise abofetearle otra vez. Pero me contuve.
-¿Por qué te interesa tanto mi vida? ¿No será que quieres… otra cosa? –continuó.
Genial, había fallado.
-¿No puede preocuparse una amiga por la vida de su amigo? –pregunté inocentemente. 
-Eso no te lo crees ni tú, preciosa –dijo sonriendo-. Pero ya que lo preguntas, te contaré que he estado dos semanas ahí abajo, tratando asuntos de la nobleza y esas tonterías. Y también torturando un poco, para qué engañarnos.
-¿Ahí abajo? –pregunté temerosa.
-Ya sabes. El averno, infierno o como quieras llamarlo.
-Ya. Muy gracioso.
-¿No me crees? –preguntó volviendo a sonreír. Odiaba esa sonrisa-. Entonces pregunta lo que quieras, preciosa. Sé que has venido porque tu amiguito no ha querido decirte nada sobre nosotros.
Apoyó los codos en la mesa y puso una mano en su mentón. Parecía querer darse un aire interesante. Cada vez me arrepentía más de haber ido.
-No me llames preciosa.
-Ya hemos tenido esta conversación antes, preciosa. Y ya conoces la respuesta.
Respiré hondo.
-Está bien. Quiero que me expliques todo: por qué tengo la sensación de conoceros a ti y a Adrián, por qué él no quiere decirme nada, qué se supone que sois y por qué os odiáis. Ah, y también quiero que me digas si fuiste el de la playa.
Lo dije todo rápidamente, sin respirar y casi sin pensar. Me arrepentí al momento de haber dicho la última frase, pero Isaac volvió a sonreír.
-¿Algo más?
Pensé unos instantes.
-Este collar… -dije mientras me lo sacaba de debajo de la camiseta de Avenged Sevenfold- ¿tiene algún significado?
Abrí los ojos como platos cuando vi que el collar volvía a estar negro. Isaac soltó una carcajada.
-Veamos… de todas las preguntas que has hecho, contestaré a una totalmente gratis.
-¿A cuál? –pregunté esperanzada.
-Sé perfectamente la razón por la que ese caído no quiere decirte nada –dijo, usando un todo despectivo en la palabra caído. Espero unos segundos para ver mi cara de expectación-. Porque es un idiota rematado.
Volvió a reír. Intenté ocultar mi decepción como pude.
-¿Por qué le has dicho caído? –dije, enfadada. No sabía qué significado tenía, pero me fastidiaba.
-Hay que llamar a las cosas por su nombre –respondió encogiéndose de hombros.
-¿Y qué significa?
-Eso entra en el apartado de preguntas no gratuitas –dijo volviendo a sonreír.
Quise abofetearle otra vez.
-¿Quieres algo a cambio?
-Nunca trabajo gratis, preciosa.
-¿Y qué quieres? –pregunté, temerosa.
-Vamos, preciosa. Sabes perfectamente lo que quiero. Te lo ofrecí hace un tiempo, pero me llevé una bofetada como respuesta. ¿Qué me dices ahora?
Mis mejillas se tiñeron de rojo.
-Eres un cerdo –mascullé apartando la vista de él.
-¿Por pedirte un rato de placer? No sabía que fueras tan mojigata, preciosa. Podríamos pasarlo tan bien.
-Pero… ¡estás pidiendo que me acueste contigo!
-Exactamente –dijo sonriendo de oreja a oreja.
Lo fulminé con la mirada.
-¿Es esa la única opción?
-Me temo que es mi mejor oferta. A no ser que prefieras hacerme disfrutar a mí solo –dijo guiñando un ojo.
-Pues va a ser que no. Me voy –dije lo más tranquilamente que pude. Me encaminé a la salida de aquel extraño lugar lo más rápidamente que pude.
Apenas había dado un par de pasos fuera de la cafetería cuando la voz de Isaac me paró en seco.
-¿Adónde te crees que vas? –me preguntó fieramente. Estaba a mi lado. Di un paso hacia atrás instintivamente.
Estaba aterrada, pero también furiosa. Adrián tenía razón.
-Nadie, repito, NADIE me rechaza tres veces, preciosa. Recuérdalo.
Agarró mi cara violentamente, clavándome los dedos en las mejillas.
-¡Y yo te he dicho que me voy! –le dije gritando y empujándole con una fuerza que no creía tener.
Sorprendentemente, Isaac me soltó y retrocedió unos pasos. En su gesto divertido se distinguían asombro y fascinación.
No sabía describir cómo me sentía exactamente. Me sentía poderosa y fuete, pero también había algo más. Algo que parecía gritar que atacara a Isaac.
Alargué una mano, temblorosa, y de ella empezaron a salir chispas blancas con un tono amarillento. Isaac adoptó una posición defensiva, pero apenas salieron unas chispas más.
Tenían un gran parecido con la luz que vi salir de las manos de Adrián, aunque la de él era blanca completamente. Además de que lo que había salido de mis manos eran simples chispas.
Todo el poder que había sentido se desvaneció con la última chispa. La risa de Isaac se oyó fuertemente.
-¿Eso es todo, preciosa? Es una pena, creía que me iba a divertir un poco.
Se acercó rápidamente hacia mí y me acarició suavemente la mejilla, justo donde antes había apretado. Tenía la zona algo dolorida. Cerré los ojos cuando pasó uno de sus dedos por mi mandíbula. Estaba aterrada.
-Déjame en paz –susurré.
-¿Por qué no aceptas? En el fondo no quiero hacerte daño, preciosa.
-No quiero nada contigo. No me gustas.
-Sin embargo, hace unos minutos parecías muy preocupada por la vida de tu ‘’amigo’’, ¿no es así?
-Sólo quería respuestas –balbuceé.
-En el fondo no somos tan distintos, preciosa. No tienes verdadero interés en mí. La curiosidad te ha llevado hasta aquí, pero yo no soy la persona más indicada para darte las respuestas que quieres. Pero te has dado cuenta demasiado tarde.
Posó sus labios en mi cuello. La temperatura corporal de Isaac parecía ser altísima. Noté cómo mis pensamientos perdían coherencia. Lo único que podía sentir era en el calor de sus labios sobre mi cuello. Poco después, pensé que era una sensación agradable.
Empecé a desear que sus labios se unieran con los míos cuando una voz familiar se interpuso en mis pensamientos.
-Te ha dicho que la dejes en paz. ¿Tienes que llegar a sucios trucos para conseguir algo de sexo? –preguntó Adrián, logrando el efecto deseado: Isaac me soltó inmediatamente.
En cuanto lo hizo, una tremenda repulsión hacia Isaac invadió todo mi cuerpo, pero la ignoré.
Adrián estaba aquí, de nuevo salvándome de una de mis tonterías. Una sensación de mareo se apoderó de mí y me apoyé en una pared para no caerme, aunque Adrián ya estaba a mi lado, sujetándome. Sus ojos mostraban decepción y dolor. Supe que no me perdonaría jamás. Me lo merecía.
-Vete a casa, Sandra. Ya hablaremos –me dijo en un tono serio y sin emoción.
Quise contestarle, pero un nudo en la garganta me lo impedía.
-Oh, yo creo que no hablaréis –interrumpió Isaac-. Me has vencido demasiadas veces, Caído. No creas que vas a salir vivo de esta.
Sentí que mi corazón se paraba. Miré a Adrián con una expresión de terror.
-No le hagas caso –me intentó tranquilizar, aunque no lo consiguió -. Vete a casa, Sandra. Ya hablaremos.
Negué de forma casi imperceptible con la cabeza.
-Hazme caso por una vez en tu vida y vete –me dijo seriamente.
-Ten cuidado, por favor –conseguí decir.
-Lo tendré si te vas ahora mismo.
Asentí y me fui de allí oyendo las constantes burlas de Isaac, que parecía decirle que por mucho que viniera a salvarme seguía siendo despreciable. Me giré un segundo, y pude ver cómo desaparecieron de la calle a la velocidad de la luz. Del lugar donde antes había estado Adrián empezó a caer con lentitud una pluma blanca. Me apresuré en cogerla y volví a casa entre sollozos.
Supe con total certeza que la pluma pertenecía a Adrián.

25 comentarios:

  1. Ajnkdaknjdsnsnfjnnjkdsjjfjsalfdñnjjdsfnjdsfñnjdnjñsa.

    ¡SANDRA, TONTA, QUÉ ES UN ÁNGEL, UN ÁNGEL! ¿ACASO NO LO SABES?

    Jo, quiero que lo descubra ya, que todo esto ponga las cartas sobre la mesa. Que haya una lucha entre Isaac y Adrián, ángel y demonio, Caídos.

    Me encanta como escribes, de verdad, es genial *^*

    Por cierto, ya te he dicho los fallos por tuenti ^^

    Ah, ¿podrías decir cuántas páginas llevas ya escritas de esta novela? :33


    Espero que no tardes mucho en subir, porque MUERO.

    Un beso.



    RAÚL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJAJAJAJA pobre Sandra D: *se va a llorar a un rincón*
      Ya verás lo que acabará pasando, no saques conclusiones precipitadas >.<
      Muchas gracias >///< Sí, ya están apuntados :3
      Llevo apenas 51 páginas, muy poquito xD
      Intentaré subir lo antes posible, no quiero que mueras D:
      ¡Un besote! ^^

      Eliminar
  2. Ohh que bonito esa escena final, la de ls pluma cayendo. Me alevgro que hayas vuelto a publicar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado ^^ Ha sido un pelín improvisada, la verdad. Muchísimas gracias :D
      ¡Besazos! :3

      Eliminar
  3. Holaaaa :D decirte que he encontrado tu blog por causalidad y me encanta me acabo de leer todos los capitulos de tiron pq no podia resistir la tentacion de dejarlo un solo minuto , escribes genial , has conseguido que me enganche a tu novela y eso es dificil ya que yo no me engancho facilmente a las cosas , me encanta enserio , he flipado cuando has dicho que isaac le estaba besando el cuello y a ella le gustaba...joder jajajaajaj bueno que porfavor el siguiente , me he enamorado de Adrian y necesito que escribas mas cosas .
    Un besito espero el siguiente. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No sabes cuánto me alegra oír eso :'D Me sobrestimas un poco, mujer >///< Aunque me alegro muchísimo por haber conseguido engancharte a mi historia. Adrián es amooooor ^^ Espero tenerlo pronto, de verdad
      ¡Muchos besitos y gracias por leer!

      Eliminar
    2. Amo a Adrian enserio jajajaja para cuando el siguiente?? Me muero de ganas por leerlo jajajaaj muchos besitos.

      Eliminar
    3. Pues no lo sé D: Si te soy sincera, apenas tengo un par de párrafos escritos. Pero intentaré tenerlo pronto ^^

      Eliminar
  4. Lo prometido es deuda ya me he leido los dos capitulos que me faltaban y son geniales!! Joe cada vez son mejores me he quedado muerta cuando Sandra a ido a buscar a Isaac q fuerte, que fuerteeee!! :O
    Y encima cuando la pide alguna favorcillo a cambio de preguntas jajajaja es un guarron pero me encanta, aunque claramente Adrian es mis favorito ya sabes que me enamore de él desde que empece a leer esta novela.
    Sigue asi que lo haces genial Cris.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aw, muchísimas gracias ^^ ¿No te lo esperabas? Siempre he creído que soy demasiado predecible, jaja.
      Es un pervertido, pero por eso se le adora xDD Sí, me lo dijiste :33 Adrián es mi favorito también, por mucho que Isaac sea... ¿extraño? Bueno, cada uno lo es a su manera xD
      Muchas gracias, de verdad :3
      ¡Un besazo! <3

      Eliminar
  5. CRIS! DEBES ODIARME! No puedes dejarme así chica... necesito más! Necesito saber más de todo esto!! Esas chispas de sandra... genial cris, genial este capítulo! Me encanta! Quiero más ya, bueno, más bien necesito otro Capitulo ya!1besito enorme.<3
    Ainhoa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo voy a odiarte? Si eres un amor DD: Intentaré tenerlo lo antes posible, de verdad. Me alegra mucho que te guste :D Muchísimas gracias ^^
      Otro para ti <3

      Eliminar
  6. Un capítulo buenísimo, me ha encantado *.* Espero que subas pronto el siguiente capitulo, porque no sé si voy a ser capaz de esperar D: Lo de "preciosa" por aquí y por allá me ha llegado a rayar xD
    ¡Por favor, el siguiente capitulo pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :D Lo intentaré >///< Bueno, siempre te queda la opción de raptarme y obligarme a escribir (?) Jajaja bueno, Isaac es así de especial xD
      ¡Lo intentaré, muchas gracias! Un besito <3

      Eliminar
  7. NYAAAAAH, TE JURO QUE AMO A ISAAC *-* Ya sé que no tiene mucho sentido, porque se supone que era el malo y tal, pero, no sé, me parece tan asdf :3
    Me ha encantado el capítulo... ¿Pasará después de esto lo que creo que va a pasar? Es que ya me acuerdo de cosas de la otra vez, jajaja.
    Adrián está enfadado con ella, pero me parece bastante lógico que Sandra quiera saber cosas. Yo también querría. Además, es ver a Isaac :33
    Un besuelo, señorita ^^
    Garonne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta que lo jures, ¡te creo! xD Muchas veces los malos son personajes amados (?) Suele pasar con mucha frecuencia.
      Aw, me alegra que te haya encantado :D Es muy posible que pase lo que estás pensando. Creía que no iba a poner lo más ''importante'' pero me lo estoy replanteando cambiando un par de cosillas.
      Jajaja, exacto :3
      ¡Un besote para ti! <3

      Eliminar
  8. Oh que bonito, me ha encantado este capítulo! Espero que subas el proximo pronto, no ser que podre esperar. Te podrias pasar por mi nuevo blog? Muchas gracias:) http://memories-never-die2.blogspot.com.es/ Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hola,me encanta tu historia la empece a leer hace poco y me engancho desde la primera palabra,me gusta como escribes.Mucha suerte.
    P.D:Espero ansiosa en siguiente capítulo ^^

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Tienes un premio en mi blog por tu increíble historia <3
    http://lmdreamer.blogspot.com.es/2013/07/premio-wiiiiii.html

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Hacía mucho que no me pasaba por aquí y dejaba un comentario, pero ahora que estoy de vacaciones intentaré ponerme al día de nuevo entre viaje y viaje ^^
    Sigue escribiendo, que lo haces muy bien! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! :)
    Después de mucho tiempo sin pasarme por tu blog, estoy de nuevo por aquí. A partir de ahora intentaré pasarme más a menudo. Acabo de leerme todo lo que tienes publicado (ya había leído antes algunos capítulos pero ya no los recordaba) y... ¡¡¡ME ENCANTA!!! Escribes de una manera que me encanta, de verdad, se te da muy bien. ¿Qué le pasó a Adrián? ¿Sandra también es un caído? Estoy deseando leer el siguiente. Espero que lo continúes cuanto antes, aunque tranquila yo también soy igual a la hora de escribir. ¡Sigue así! ^^
    Besos,
    www.pensamientosdeadolescencia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. para cuando el siguiente?? me encanta, y sandra, tontaaa, que te han dicho que no te metas en lios y vas y lo haces, y justo cuando sabes perfectamente que adrian te esta vigilando. y isaac eres un cerdoooooooo. el siguiente rapido, me encanta

    ResponderEliminar
  14. Esta chica nunca aprenderá lecciones como es debido nunca hace caso de Adrián, haver si se estera que tiene poder que es un angel que siempre va a estar ay.. si esq Sandra que no se entere, tiene que pensar más con la cabeza no con el corazón.
    Espero el siguiente pronto, prontisimo.
    Haver que pasará en el Capitulo con Isaac y Adrián espero q no le pase nada malo a mi angel jeje :D
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  15. Te he nominado a los Premios Liebster Award. Un besazo infinito <3
    http://uninfinitoporbeso.blogspot.com.es/2013/10/premios-liebster-award.html

    ResponderEliminar
  16. Otro blog abandonado :'(

    ResponderEliminar